Llámenos: +49-69-348-77570, Monday-Friday 9am-5pm
Llámeme 
W
Teléfono
W
Gracias por su pedido.

Le llamaremos en pocos minutos.

MonedaEuro
IdiomaEspañol
Ship ToAlemania
Llámenos:+34-91-123-6087
Search Buscar
InicioMonedas de plataCompara Monedas de Plata Queen's Beasts

Compara Monedas de Plata Queen's Beasts

(2 productos fueron encontrados)

Precio  
Metal
Tipo
Peso fino
Serie
País
Introducido desde
Mint
Nombre ↑

The Queen’s Beasts

«The Queen’s Beasts» daba nombre originariamente a una serie de once estatuas que simbolizaba el árbol genealógico de la reina Isabel II. Las estatuas fueron realizadas en el año 1953 por el escultor británico James Woodford con motivo de la coronación de Isabel II y fueron colocadas durante un tiempo frente al ala oeste de la Abadía de Westminster, la iglesia donde se corona a los monarcas británicos. En la actualidad, estas figuras de yeso policromadas de casi dos metros de alto se exponen en el Museo de Historia Canadiense de Ottawa.

Las Queen’s Beasts han gozado de tanta popularidad a lo largo del tiempo que resulta casi sorprendente que la Real Casa de la Moneda no les haya dedicado una serie de monedas hasta hoy. Así, desde el año 1953, se han producido, entre otros variados objetos, figuras de porcelana, vajillas, candelabros, cucharillas de té y sellos con las Queen’s Beasts como motivo . Finalmente, la Fábrica de la Moneda británica (Royal Mint) ha iniciado en 2016, haciendo honor a la tradición, una serie de monedas que representa a estos animales heráldicos Está previsto que la serie, acuñada en una onza y cuarto de oro y dos onzas de plata, incluya los once animales.

Las criaturas representads en las Queen’s Beasts son las siguientes:



  • El León Inglés
El León Inglés coronado es el motivo de la primera moneda de la serie y representa al rey de Inglaterra y, por extensión, a la monarquía británica. En el escudo de armas de Isabel II encontramos al León Inglés como soporte del propio escudo y como león pasante sobre campo de gules. Al parecer, Guillermo el Conquistador ya incorporó este motivo en su propio escudo en 1066 y dicho motivo se ha mantenido en el Escudo Real de Inglaterra desde entonces.



  • El Grifo de Eduardo III
Eduardo III está considerado el soberano más importante de la Inglaterra medieval. Conocido en vida también como Eduardo de Windsor, ejerción un trascendente papel en la história británica. Sus contemporáneos ya asociaban el Grifo con Eduardo III e incluso formaba parte, formando parte incluso de su sello personal. En la estatua original, el Grifo sostiene un escudo con la imagen del castillo de Windsor. Aquí también se muestra la relación directa con Isabel II, cuya familia ostenta el apellido Windsor que toma el nombre de la residencia de la familia situada al oeste de Londres, desde 1917

  • El Halcón de la Casa Plantagenêt
La Casa Plantagenêt proporcionó diversos soberanos al reino de Inglaterra y es una de las casas de las que proceden las Casas de Lancaster y de York. El lugar de origen de esta casa se sitúa en el centro de Francia y su historia se remonta al siglo XI. Eduardo III también descendía de esta casa y ostentó el halcón, además del grifo, la retama negra y un aguacero con rayos de sol, como símbolo personal.

  • El Toro Negro del Duque de Clarence
El Toro Negro es símbolo del Duque de Clarence, un título nobiliario extinto en la actualidad. Eduardo IV (1442-1483) descendía del entonces Duque de Clarence, quien, en el bando de la Casa de York y de la Casa de Plantagenêt, fue uno de los adversarios en las guerras de las Dos Rosas, uno de los conflictos más importantes por la sucesión al trono del Reino de Inglaterra. En la estatua original, el toro sostiene el Escudo Real, tal y como lo llevaran Eduardo IV, Ricardo III y todos los miembros de las Casas de Lancaster y Tudor.

  • El Eale o Centicora de Beaufort
Un Eale o Centicora es una criatura mitológica que carece de una auténtica analogía en el mundo animal real. Lo más semejante a este animal sería un antílope. El origen más probable de su nombre es la palabra hebrea יָעֵל (Yael), que viene a significar macho cabrío. El Eale o Centicora tiene el pelaje a puntos y simboliza a Enrique VII y a su madre, Margarita Beaufort. Enrique fue rey de Inglaterra desde 1485 hasta su muerte, en el año 1509. Además, fundó la dinastía de los Tudor, que ostentó el trono de Inglaterra hasta el año 1603.

  • El León Blanco de Mortimer
El león blanco no solo era una de las insignias personales de Eduardo IV, sino que también era símbolo de la familia Mortimer, de cuyos antepasados descendían también Eduardo IV y la propia Isabel II. En la estatua original, el león blanco sostiene un escudo con franjas verticales rojas y azules con una rosa blanca, que se inspira en la rosa de la Casa de York y que es también una insignia del rey Eduardo IV. Contrariamente al león de Inglaterra, el león blanco de Mortimer no está coronado.

  • El Galgo Blanco de Richmond
El galgo era emblema tanto de Enrique IV, como de Enrique VII y durante mucho tiempo se favoreció su cría, sobre todo en el norte de Inglaterra, así como en el principado de Richmond. Durante la regencia de Enrique VII llegó a reemplazarse al león inglés, de forma sucesiva, por el galgo como animal heráldico. Con ello, Enrique VII hacía remisión a las antiguas raíces del reino de Inglaterra. Estas raíces se remontan, entre otras, a los bretones celtas, para los que el galgo cumplió una importante función, entre otras cosas, como apoyo en las cacerías. El galgo de Richmond sostiene ante él un escudo en el que está representada una rosa con elementos rojos y blancos; es un símbolo de las Casas de Lancaster y de York y de su unión.

  • El Dragón Rojo de Gales
También conocido como el dragón rojo galés o, simplemente, el dragón rojo (en galés: Y Ddraig Goch), la asociación de esta criatura fantástica con Gales se remonta al año 829. Al parecer, incluso el legendario rey Arturo ostentaba el dragón rojo en su estandarte de guerra. En el árbol genealógico de Isabel II encontramos al dragón rojo por vez primera con Owen Tudor. Más tarde, su nieto, Enrique VII, también lo incorporó como emblema propio. Durante el reinado de la Casa Tudor, el dragón rojo se incorporó incluso como soporte del Escudo Real de Inglaterra.

  • El Unicornio Escocés
Desde el siglo XVI, dos unicornios son los soportes del Escudo Real de Escocia. Con el nombramiento del anterior rey escocés, Jaime VI, como rey de Inglaterra Jaime I, este incorporó el unicornio al Escudo Real del Reino Unido de Gran Bretaña, Irlanda y Francia. En la actualidad, el unicornio sigue siendo el soporte del Escudo Real británico y simboliza, junto con el león inglés, la unidad de Reino Unido. En Escocia se utiliza una versión propia del Escudo Real en la que los símbolos escoceses ocupan más espacio. Contrariamente al Escudo Real habitual, en la versión escocesa el unicornio porta la corona escocesa. Dentro de las Queen’s Beasts, el unicornio simboliza el reinado de Isabel II sobre Escocia como parte de Reino Unido.

  • El Caballo Blanco de la Casa Hannover
De la Casa Hannover no solo descendía la célebre reina Victoria I, tatarabuela de Isabel II, sino que a ella pertenecieron los soberanos de Gran Bretaña a lo largo de casi doscientos años. El caballo, como símbolo heráldico de la Casa de Welf y, por tanto, de la familia originaria de la Casa Hannover, se remonta hasta el siglo XIV y probablemente su origen, como «corcel sajón», es muy anterior a esa época.

Es de esperar que el éxito de la serie de las Queen’s Beasts sirva como fuente de inspiración a la Real Casa de la Moneda también en el futuro. La historia y la heráldica británicas aún deparan otras muchas singularidades.

Acerca de las cookies utilizadas en esta página web - Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia online. Para seguir visitando este sitio sin cambiar tus preferencias de las cookies, asumiremos que aceptas que las utilicemos.